Robin Look

La óptica escadalosamente económica

Nuestras Lentes


En Robin Look trabajamos con lentes orgánicas ya que son especialmente ligeras, debido a su bajo peso específico. Con el fin de

mejorar las
lentes oftálmicas, siempre añadimos una serie de tratamientos a su superficie; una capa antirreflejante, una

capa endurecida y una capa
repelente a la suciedad. Estos tratamientos ofrecen al mismo tiempo protección, comodidad y un 

aspecto más atractivo. La acción de la luz provoca
en las lentes reflejos y deslumbramientos que resultan incómodos y dificultan la 

visión.



El tratamiento antirreflejante reduce los reflejos de la luz, permitiendo una visión más nítida y cómoda, aumentando nuestra calidad

visual y disminuyendo la fatiga visual. Por otra parte, el antirreflejante permite que las gafas muestren nuestros ojos sin brillos,  

haciendo que las gafas resulten también más estéticas.
Las lentes con antirreflejante funcionan de filtro para nuestros ojos, 

evitando la incidencia de los reflejos; esto nos
aporta una visión mucho más clara y nítida, consiguiendo a su vez una disminución 

en la fatiga visual.



El tratamiento de endurecido se obtiene una mayor resistencia al rayado, permitiendo una mayor duración y resistencia. Este

tratamiento se aplica sobre lentes orgánicas, dado que son más blandas que las lentes minerales. En la actualidad, estos

recubrimientos son mayoritariamente barnices líquidos formados por moléculas orgánicas y partículas minerales que penetran en 

los poros de la lente y se funden para formar dicha capa.



El
tratamientos antisuciedad hace que las lentes se vuelvan antiestáticas e hidrofóbas. Este tipo tratamiento alisa la superficie 

hasta el punto que las partículas de suciedad o las gotas de agua no se fijan a la lente, sino que se escurren.




El tratamiento fotocromático
 oscurece las lentes cuando aumenta la intensidad de la luz, es decir, las lentes de nuestras gafas  

cambien de color
cuando están expuestas al sol y se vuelven transparentes cuando dejan de estar expuestas a él.

Este tipo de tratamientos aporta protección en los ojos como la protección UV 100% en todas las circunstancias, comodidad debido 

a la fácil adaptación a cualquier nivel de luminosidad ambiente y ayudan a reducir la fatiga ocular.



¿Cómo conseguimos una lente fotocromática?


Cuando las lentes son expuestas a los rayos UV del sol, las moléculas de la lente pasan por un proceso químico que hace que  

cambien de forma.
Esta nueva estructura molecular absorbe partes de la luz visible, haciendo que las lentes tiendan a oscurecerse. 

La cantidad de moléculas que cambian de forma varía dependiendo de la intensidad de los rayos UV, por lo que las lentes 

fotocromáticas ofrecerán diferentes categorías de  protección solar para satisfacer necesidades específicas.