Robin Look

La óptica escadalosamente económica

Salud Ocular

En Robin Look queremos cuidar tus ojos, y para ello disponemos de un grupo de profesionales para guiarte y darte la solución 


que mejor se adapte a tus necesidades. También queremos darte información acerca de todas esas dudas que puedes tener sobre


tus ojos y la visión.




¿Qué es la refracción?


La refracción es el cambio de dirección que experimenta la luz cuando pasa de un medio a otro. Esta refracción sucede dentro de 


nuestros ojos cuando la luz atraviesa la córnea y luego, el cristalino, para finalmente llegar a la retina. Una vez allí, y a través del 


nervio óptico, nuestro cerebro interpreta las imágenes. Así es como sucede el fenómeno de la visión. 


Es importante conocer este concepto para referirnos a errores comunes en los ojos como la miopía, la hipermetropía y 


astigmatismo; ya que no son enfermedades ni trastornos; son errores de refracción que podemos solucionar mediante el uso de 


gafas o lentes de contacto.



Miopía


La miopía es un tipo de error de refracción común donde los objetos lejanos se perciben borrosos. Esto se debe a que las imágenes


se forman delante de la retina. Esta alteración puede desarrollarse desde la infancia, suele variar con el paso del tiempo y tiende a 


estabilizarse a los 18 años.


A excepción de otros errores refractivos, podemos considerar la miopía como patológica cuando el ojo humano mida más de 


26 mm o el paciente tenga más de 7 dioptrías. En estos casos nos estaremos refiriendo a una Miopía Magna.



Hipermetropía


La hipermetropía es un error refractivo que se manifiesta con una visión borrosa de cerca. Se puede dar en pacientes jovenes, que en 

 

graduaciones de hasta 1 dioptría no afecte a la agudeza visual, ya que ese error se compensa mediante la acomodación (el cristalino se "abomba", 


incrementando su potencia, por la contracción de los músculos que lo rodean). En el caso de los pacientes mayores de 40 años, la hipermetropía 


no debe confundirse con la presbicia, otro error refractivo que se debe al paso del tiempo.


Este defecto afecta a la mayor parte de los recién nacidos, pero durante el periodo de crecimiento tiende a corregirse. Cuando el problema persiste 


y no se corrige de forma adecuada, pueden desencadenarse otras alteraciones visuales, como el ojo vago.



Astigmatismo


El astigmatismo es un defecto en la curvatura de la córnea, que impide el enfoque claro de los objetos cercanos y lejanos. La luz que reflejan los 


objetos y que entra en el ojo se enfoca en más de un punto de la retina y provoca una visión borrosa y distorsionada. Dependiendo del paciente y 


del tipo de astigmatismo que padezca, puede percibir o no síntomas y estos pueden ser diferentes. Aunque la sintomatología más frecuente son las


imágenes distorsionadas, a menudo puede causar dolor de cabeza, picor y/o escozor ocular y mareos.



Presbicia


La vista cansada o presbicia es la dificultad para enfocar objetos o textos en visión de cerca. Está asociada a la edad y, según 


casos, empieza a manifestarse entre los 40-45 años. Esta presbicia se debe a la pérdida de la acomodación (la capacidad 


fisiológica que nos permite mantener una imagen nítida de un objeto situado a una distancia cercana). Los signos y síntomas que


afectan principalmente son: visión borrosa en la lectura de letras pequeñas, fatiga visual y dolores de cabeza. 




Otros fenómenos oculares



Moscas flotantes

Este efecto visual también se conoce como “miodesopsia” o “cuerpos flotantes”. Normalmente se debe a pequeñas agrupaciones 

de células que se desprenden del interior del ojo y flotan en el cuerpo gelatinoso llamado vítreo. A no ser que exista un número 

elevado de estas moscas flotantes o que estén acompañadas por otros fenómenos visuales (destellos o una “cortina” que cubre 

parte de la visión), no hay que darles importancia.


Cataratas


Una catarata es la pérdida de transparencia de la lente que tenemos en nuestros ojos, el cristalino. Debido a la acción de los rayos


UV del sol en nuestros ojos (causa principal) o a otros factores, el cristalino se va opacificando, provocando que la luz no llegue a 


la retina. Algunos de los signos que pueden producen las cataratas son: visión borrosa, visión nocturna insuficiente, sensibilidad a 


la luz, visión doble o con sombra, cambio de graduación y aclaramiento de la pupila.


Todos estos signos no se pueden corregir con gafas pero, cuando la catarata está madura se extrae quirúrgicamente. También 


podemos retrasar su aparición mediante el uso de gafas de sol.




¿Tienes alguna duda o te gustaría tener más información? Contacta con nosotros y responderemos enseguida! En Robin Look también nos gusta vuestra 


participación, así que puedes pedirnos información sobre cualquier otra patología ocular, que gustosamente añadiremos a esta sección. 


 
Gracias por ponerse en contacto con nosotros. Le responderemos lo antes posible.
¡Vaya! Se ha producido un error.
Haz clic aquí para volverlo a intentar.